El Club Deportivo Marino visitó en el día de ayer la sede de la Fundación Canaria Pequeño Valiente en Tenerife. Los futbolistas del primer equipo, Ángel Galván y Samu Arbelo, pasaron la tarde con Enzo y Sam, dos de los integrantes de la Fundación que han superado la enfermedad. Estos han estado acompañados por la trabajadora social, Nuria González Socas y la psicóloga, Yurena del Cristo Macario. 

La expedición marinista acudió al centro con varios regalos con los que obsequiaron a los niños y sus familiares. Además de las dos bufandas oficiales del Club, los niños también recibieron varias invitaciones para asistir al próximo partido en casa del equipo frente al Recreativo de Huelva. 

Enzo y Sam, actuaron además como manos inocentes para desvelar al ganador del sorteo solidario organizado por el club. El afortunado de entre todos los participantes fue Rafa Secundino, que participó a través de Instagram y consiguió hacerse con una camiseta de la segunda equipación del equipo. Toda la recaudación obtenida en esta acción ha sido destinada íntegramente a favor de la Fundación.  

Los más pequeños han disfrutado de la sorpresa que les ha hecho el CD Marino y han finalizado la visita con una divertida partida al futbolín donde Samu Arbelo formó equipo con Sam y Ángel Galván con Enzo.

Desde la entidad se ha querido “agradecer las felicidades dadas por la Fundación para poder realizar esta visita y animar a los niños y niñas que han sufrido la enfermedad, así como a sus familiares”. También han dado las gracias “al excelente equipo humano de la Fundación Canaria Pequeño Valiente por su gran labor y el trato ofrecido al club durante la visita”. La Fundación Canaria Pequeño Valiente quiere “agradecer por su parte esta visita de los jugadores por llevar a estos niños ilusión y representar los valores y el espíritu del deporte”.