El municipal de Adeje fue el escenario  dónde Aguilas A y Marino A disputaron el  primer derbi sureño en el inicio liguero de la cadete provincial.

Desde el comienzo se vio al Marino con mucha seguridad con el balón imprimiendo un ritmo alto de partido.

Los de Pedro  Torruella se hicieron  con el control de juego, sin cometer prácticamente  errores, llegando al área rival y generando bastante peligro entrando por ambas bandas donde el portero local tuvo que intervenir en varias ocasiones.

Fue un error en zona de inicio del conjunto adejero, un mal pase que el más listo de la clase Kiliam lo aprovecharía, quién con velocidad se planto en portería contraria y marcaría el 0-1 con un  tiro ajustado al palo corto.

A partir de ahí el Águilas intento reponerse a tal error pero sin claridad y solo generando algo de peligro en algún córner o falta lateral, pero sin llegar a tirar a portería con claridad. 

Con alguna ocasión más por parte del Marino se llegaría al descanso con 0-1, resultado corto para lo visto en el primer tiempo.

En la segunda parte el Marino continuaba a lo suyo, intentando jugar fácil y sin arriesgar pero con un Águilas que cambio un poco el chip y presionó un poco más arriba, sobretodo entrando con peligro por la banda derecha, pero sin llegar a conectar algún tiro que hiciera trabajar a fondo al portero marinista.

El Marino seguía también intentando matar el partido y en una buena combinación en tres cuartos de campo por izquierda, Hugo filtra un buen pase a Kiliam que lo dejaría solo contra el portero, que volvería a meter con buen tiro abajo a la derecha del portero, poniendo así el 0-2 en el marcador.

Se le ponía muy difícil a los adejeros que lo intentaban, pero el Marino muy ordenado y serio durante todo el partido, no permitía  que le crearán peligro como para poner en riesgo el marcador, incluso en la última jugada del partido un mano a mano de Josito pudo ampliar el marcador, al igual que Bukat que en el rechace de esa jugada acabo tirando el balón fuera cuando parecía que sería el tercer gol marinista.

Después de esa jugada el árbitro pitaría el final, llevándose así los 3 puntos el equipo de Pedro Torruella, que comienza con buen pie y dejando una buena imagen en el primer partido liguero